Páginas vistas en total

En este blog comparto en primera persona cómo fue mi salida de España, qué me llevó a ello y como conseguí llegar a mi primer destino: Las Islas Maldivas. Tras un par de años de idas y venidas, mil aventuras y muchos sentimientos encontrados, mudarme a Australia se convierte en mi siguiente meta. Mi historia de amor y la superación a mí misma me llevan a concluir una maravillosa etapa en Sydney, y tras pasar por Singapur y España comienzo una nueva vida en Shanghai, China.

Esta es mi historia, es mi propia experiencia, y viajar por todo el mundo se ha convertido en mi día a día. En este blog narro viajes, aventuras y los itinerarios que he seguido, siempre elaborados por mi misma. Espero que os guste mi aventura por el mundo... y recuerda: ¡que no te lo cuenten!

Vuelvo a casa por Navidad... ¡como el turrón!

Llegar a casa por Navidad, como el turrón... ¡que bien sienta! Casi año y medio sin ver a los míos y allí estaban todos... familia, amigos y cientos de caras conocidas. Me encantan los reencuentros, y para lo que odio las despedidas, supongo que está compensado. 

Llegar a mi tierra, Cádiz, Chipiona... mmmm que alegría cuando sales del coche y huele a brisa, huele a mar, huele limpio y fresco... huele a ¡hogar! 

Yo reconozco que soy de buen comer, me encanta, y en España lo que se dice comer, comemos muy bien. Sigo con mis tostadas con jamón, mis zumos de naranja natural, salmorejo, pescaíto frito, puchero... ¡ay que hambre!

Y el comer y el beber, si es en compañía mejor, y de eso, en diciembre ¡todos sabemos mucho! 



Mi gran amigo Manrique y su preciosa mujer Pamela, me llevaron a catar el que dicen que es el mejor mosto de Sanlúcar de Barrameda. Nosotros lo disfrutamos muchísimo, y ya que estábamos pues catamos también unos pepitos de ternera, y es que con esta pareja, sólo se va a buenos sitios. No entiendo como los dos se mantienen en la línea.



Siempre he escuchado que los verdaderos amigos, aunque pasen los años y exista una distancia real entre ellos, mantienen esa amistad de por vida. En ese aspecto me siento bastante afortunada, creo que es lo que me hace una persona de las más afortunadas que conozco, mis amigos. 

A veces pienso que no merezco el trato que recibo por parte de ellos, que nuestra amistad está descompensada... y me encantaría hacer mucho más por todos ellos y vivir muchas más cosas con ellos. La vida es la que es, y la situación de momento no va a cambiar, así que siempre intento disfrutar al máximo de ellos, de los que se dejan y de los que me apetece por supuesto. 








En mi tierra, como en muchas partes de España, las semanas previas a la Navidad son todo una fiesta, a mi me gusta incluso más que las propias navidades. Fui a conciertos, barbacoas y eventos varios que estaban planeados y otros que surgieron. Estas son las cosas que más echo de menos estando fuera, los míos. El pasar ratitos tan a gusto como los que te proporcionan los que te quieren. 



Que soy amante de los carnavales y fan número uno de los carnavales de mi tierra, no es ninguna novedad, pero poder asistir, como en los viejos tiempos, a los ensayos de las comparsas, que ya por diciembre están afinando el trabajo de muchos meses anteriores... pfffff son sentimientos a los que no puedo poner palabras. ¡Que grande es Cádiz señores! ¡Que grande y cuanto arte hay en esta esquinita del mundo!

Y aquí os dejo la reflexión con la que entré en las Navidades... Navidades que después de varios años, volvieron a ser entre familia y amigos, a pesar de la ausencia de mi amor, al que dejé en Singapur. 

El año pasado no empece con buen pie, ni siquiera sentí que fuesen Navidades, alejada de los míos y de cualquier sentimiento positivo. A pesar de todo, este año ha sido un gran año para mi, lleno de proyectos, trabajo y estudios, experiencias inolvidables y teniendo a una persona en mi vida que me ha devuelto la felicidad y las ganas de seguir adelante. 
A todos mis amigos, mi familia de la que tantísimo estoy disfrutando, los que me conocéis y habéis estado conmigo al pie del cañón apoyándome en todo... Os deseo un fabuloso año nuevo desde lo más profundo de mi alma. Yo seguiré viviendo, luchando y disfrutando... 
Porque al fin y al cabo, de eso es lo que se trata la vida
!!! Feliz año a todos!!!





Leer post anterior                           Leer siguiente post

No hay comentarios:

Publicar un comentario