Páginas vistas en total

En este blog comparto en primera persona cómo fue mi salida de España, qué me llevó a ello y como conseguí llegar a mi primer destino: Las Islas Maldivas. Tras un par de años de idas y venidas, mil aventuras y muchos sentimientos encontrados, mudarme a Australia se convierte en mi siguiente meta. Mi historia de amor y la superación a mí misma me llevan a concluir una maravillosa etapa en Sydney, y tras pasar por Singapur y España comienzo una nueva vida en Shanghai, China.

Esta es mi historia, es mi propia experiencia, y viajar por todo el mundo se ha convertido en mi día a día. En este blog narro viajes, aventuras y los itinerarios que he seguido, siempre elaborados por mi misma. Espero que os guste mi aventura por el mundo... y recuerda: ¡que no te lo cuenten!

Nueva Zelanda (Parte II)

Nuestro primer amanecer fue de ensueño, pues no me podía creer lo que mis ojos estaban viendo. La autocaravana estaba aún oscura porque habíamos cerrado todas las cortinas la noche anterior, y cuando moví una de ellas para ver el exterior … ¡sorpresa! Habíamos acampado en una zona donde habían muchísimas llamas, que para los que no os venga a la cabeza lo que son, dejo una foto, aunque no es mía. Entre que me levanté, saqué la cámara y fui fuera de la autocaravana ya no las volví a ver… pero fue increíble observar como comían el verde que rodeaba nuestra casita con ruedas. 



















Después de este espectáculo mañanero, hice un gran desayuno americano con huevos, verduras de granja y bacon. Con las pilas cargadas tanto nosotros como la autocaravana, nos pusimos en marcha de nuevo por la carretera 7 hasta "Spring Junction". 
Lo más impresionante de Nueva Zelanda son los paisajes, así que estuvimos todo el camino haciendo fotos de todo aquello que veíamos ¡Espectacular!

Nos íbamos parando cada vez que podíamos y queríamos y esto es lo que tuvimos la suerte de ver en los más de 200 Kilómetros que hicimos hasta Westport. 











Pasamos por el "Summer Lake Forest Park" y cambiamos a la carretera 69 cruzando un pequeño pueblo de campo que nos gustó mucho. Nos incorporamos a la 6 pasando por "Nelson National Park" y estuvimos en una playa que me llamó mucho la atención porque tenía minúsculos mejillones pegados en todas las rocas. Había sitios habilitados para hacer picnics, y no es que esto me sorprendiera en Nueva Zelanda, es que era sencillamente precioso e increíble que toda aquella naturaleza fuese verdad.

















El mar que baña esta playa es el mar de Tanzania, aún nos quedaba pasar por la zona conocida como  "Pancake Rocks" y el parque nacional de Paparoa. Queríamos hacer noche en Greymouth pero no sabíamos si el tiempo estaría con nosotros, pues eran unos 100 Kilómetros más y nos parábamos demasiado a hacer fotos, pero… ¿como no pararse? Estas son las que hicimos en esta parte del camino ¡espero que las disfruten!














Y como es de esperar… aquella noche estábamos cansadísimos, rendidos. Apenas habíamos parado para picar algo a la hora de comer y por supuesto mucha carretera y paradas varias para ver toda esta maravilla. Cuando pasamos Greymouth recorrimos otros 40 Kilómetros más hasta el pueblo de Kokitika, donde compramos un cartucho enorme de "fish&chips" que son trozos de pescado frito y patatas, y comimos mientras conducíamos camino al próximo camping, donde aparcamos nuestra casa con ruedas y estuvimos un rato viendo todas las fotos hasta que caímos rendidos del sueño.

Mañana bien tempranito… ¡continuábamos la ruta! ya estábamos casi al sur de la isla… y sólo llevábamos apenas 24 horas en este país tan espectacular. 

Leer post anterior                          Leer siguiente post

No hay comentarios:

Publicar un comentario