Páginas vistas en total

En este blog comparto en primera persona cómo fue mi salida de España, qué me llevó a ello y como conseguí llegar a mi primer destino: Las Islas Maldivas. Tras un par de años de idas y venidas, mil aventuras y muchos sentimientos encontrados, mudarme a Australia se convierte en mi siguiente meta. Mi historia de amor y la superación a mí misma me llevan a concluir una maravillosa etapa en Sydney, y tras pasar por Singapur y España comienzo una nueva vida en Shanghai, China.

Esta es mi historia, es mi propia experiencia, y viajar por todo el mundo se ha convertido en mi día a día. En este blog narro viajes, aventuras y los itinerarios que he seguido, siempre elaborados por mi misma. Espero que os guste mi aventura por el mundo... y recuerda: ¡que no te lo cuenten!

Nueva Zelanda (Parte V)

Amaneció soleado, un día precioso. Nos despertamos y llamamos a la empresa con la que el día anterior íbamos a hacer "Skydiving" a 4.500 metros de altura y ¡nos lo cancelaron por mal tiempo! Efectivamente nos dijeron que habían reanudado la actividad y que podíamos ir a saltar del avión en esa misma mañana, nos pusieron en el grupo de la 1:15 pm ¡Que emoción! 

Mike empezó a ponerse súper nervioso, le notaba más angustiado por momentos, pero a la vez súper feliz e ilusionado, sin duda era una experiencia única. 

Después de una ducha, peinarme y maquillarme un poco (nos iban a hacer fotos volando :p ) … tuvimos que conducir 2 horas de vuelta a Queenstown, ya que nos habíamos alejado para continuar con la ruta. Llegamos a la tienda de NZone, los que organizaban la excursión, volvimos a pagar y nos metieron en una sala donde nos mostraron lo que íbamos a hacer, y por supuesto nos dieron todas las indicaciones necesarias. Aquello empezaba a ponerse muy interesante. 

Nos llamó mucho la atención uno de los carteles de la sala: "No existe la palabra INTENTARLO, sólo existe HACERLO o NO HACERO", os dejo la foto junto con la de nuestras caras después de ver el video y comprar el paquete de fotos y demás, para tener el recuerdo de por vida. 

Después de la charla, ver vídeos súper chulos de otra gente que ya había saltado y ponernos cada vez más nerviosos, nos llevaron en un minibus hasta lo que sería la zona de operaciones. 


 Aquello estaba precioso, todo verde y muy bien preparado. Tenían cafetería, sala con ordenadores e internet para que la espera se hiciese más amena… ¡todo muy pensado! Vimos como salían y llegaban la gente que iba con nosotros y la verdad es que estábamos ilusionadísimos con la idea. 

No tuvimos suerte, el tiempo cambió de repente y ¡lo volvieron a cancelar! pero esta vez nos dolió incluso más porque habíamos conducido 2 horas hacia atrás en nuestra ruta, habíamos pagado de nuevo, estuvimos en todos los preparativos e incluso nos llevaron hasta la zona y vimos a otros volar en nuestras narices. Sabíamos que no era culpa de nadie, pero teníamos un cabreo monumental. Además tuvimos que esperar allí más de una hora a que recogieran todo y perdimos prácticamente todo el día. 

En las fotos podéis ver la diferencia del cielo de un momento a otro. La otra es mientras esperábamos, había juegos por todas partes. También podéis ver la carita de pena que se le quedó a Mike :(



Nos devolvieron el dinero, fuimos a comprar una pizza al primer sitio que encontramos y nos fuimos en nuestra casita con ruedas en dirección Dunedin, en la bahía de Otago. Por este contratiempo no pudimos ver Milford Sound ni Southern Bluff tal y como habíamos planeado, pero bueno no era cuestión de hacer leña del árbol caído.

Por el camino vimos sitios muy bonitos a pesar de que nos llovía  y hacía sol continuamente. Poco a poco nos fuimos animando de nuevo… ¡incluso vimos un arco iris precioso y enorme!



 




Nos pilló la noche por el camino así que acampamos en Leith Valley Park, por menos de 25€ los dos. Cenamos y dormimos como niños pequeños. Al día siguiente a las 8 de la mañana estábamos de camino al pueblo para desayunar ¡y qué desayuno! esto en mi tierra no nos lo comemos ni para almorzar… por supuesto Mike me ayudó. El sitio era una cafetería irlandesa llamada "The Craic"y tenían una terraza preciosa en medio de la plaza. Mike me sorprendió con unas flores preciosas que a decir verdad, no tengo ni idea en qué momento las compró o dónde… el caso es que me encantaron.



Estuvimos caminando por Dunedin y la verdad es que es un pueblo precioso y con mucha historia. Se ve que se hicieron ricos al encontrar oro por el año 1800 y a partir de ahí siempre han sido una de las ciudades más importantes de Nueva Zelanda. Estuvimos viendo lo bonitas que son sus iglesias, la estación de trenes, y la verdad es que la construcción en general es digna de admirar. Acompaña que está todo muy limpio y muy cuidado, da gusto pasear por cualquier lugar en Australia. 







En una hora llegamos a Moeraki, un pueblo de pescadores en la misma región de Otago. Aquí teníamos muchas ganas de ir porque había una playa con piedras gigantescas (algunas miden hasta 4 metros) en forma de bolas repartidas por toda la playa, se llama "Moeraki Boulders" y nadie sabe de donde han salido estas piedras. Los científicos dicen que pertenecen a la naturaleza y que se han formado a base de calcio cristalizado durante casi 60 millones de años (las desenterraron ya en forma de bolas). 

Además hay una leyenda que dice que estas piedras tienen una especie de poder magnético y que si ponemos una brújula sobre ellas, la brújula da vueltas como loca… nosotros no llegamos a hacer la prueba :p 

Habíamos visto muchas fotos y yo personalmente lo disfruté como una enana, es un sitio diferente.







Yo me tomé un ratito para escribir en la arena nuestros nombres y la fecha… así quedaba para siempre como recuerdo de nuestro viaje a Nueva Zelanda ¡sólo nos quedaban un par de días en este precioso lugar!

Leer post anterior                        Ir al siguiente post

2 comentarios:

  1. hermosos lugares, he leido todos tus post , yo soy de Perú , pero pronto viajare a Nueva Zelanda y tus post me han dejado maravillado, Hoteles en Peru en una playa que se llama Mancora muy parecido, pero tus imagenes son exquisitas, Saludos

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario! Buen viaje y a disfrutar!
    Saludos

    ResponderEliminar