Páginas vistas en total

En este blog comparto en primera persona cómo fue mi salida de España, qué me llevó a ello y como conseguí llegar a mi primer destino: Las Islas Maldivas. Tras un par de años de idas y venidas, mil aventuras y muchos sentimientos encontrados, mudarme a Australia se convierte en mi siguiente meta. Mi historia de amor y la superación a mí misma me llevan a concluir una maravillosa etapa en Sydney, y tras pasar por Singapur y España comienzo una nueva vida en Shanghai, China.

Esta es mi historia, es mi propia experiencia, y viajar por todo el mundo se ha convertido en mi día a día. En este blog narro viajes, aventuras y los itinerarios que he seguido, siempre elaborados por mi misma. Espero que os guste mi aventura por el mundo... y recuerda: ¡que no te lo cuenten!

Parasailing en Cairns

Ya doraditas por el sol, volvimos a Gilligan´s a probar la cena gratis que tenían. Hicimos cola durante una media hora, ¡que montón de gente! y nos dieron un bol con pasta con tomate que no sabía a absolutamente nada… fuimos al bar de la piscina porque escuchábamos música y… ¡efectivamente! un ambiente de lo más divertido. Pantallas que proyectaban deportes, música en directo y gente de toooooooooooodas partes pasando un buen rato. Nos compramos un par de cervezas y allí estuvimos riéndonos sin parar aquella noche antes de irnos a dormir. 


Al día siguiente habíamos reservado  para hacer parasailing en una de las agencias que hay por el centro de Cairns. Llegamos al sitio un poco tarde y después de correr bastante un poco desorientadas… y es que yo no se si es de genética o qué pero ¡que mal nos orientamos las mujeres! Pero vamos, el sitio estaba como para encontrarlo fácilmente: 




La oficina era un poco cutre, pero oye, en el fondo molaba. Nos explicaron que nos darían una cámara para que nos la amarráramos a la muñeca, y que además en el barco irían dos personas haciéndonos fotos y al final del recorrido, nos darían un CD con tantas imágenes como hubiésemos hecho con las 3 cámaras. Carol y yo nos reímos, pues eso de hacernos fotos se nos daría de maravilla. 

Y ya listas con todos los arneses colocados y dispuestas a pasar un buen rato sobre volando este mar tropical...  ¡¡¡¡ hora de hacer parasailing !!!! 
























¡¡¡ Lo pasamos genial !!! Aquello nos costó unos 50€ y no duró más de una hora… pero fue muy divertido y la gente con la que lo hicimos fueron muy majos y nos hicieron disfrutar al máximo. 


Aquel día nos lo tomaríamos de relax, así que paseamos por varios mercados, vimos el puerto y el parque, y por la noche fuimos a cenar a un sitio italiano que vimos en una zona comercial.

El camarero se venía a hacerse fotos con nosotras poniendo más morritos que Carmen de Mairena, y nosotros continuamos con nuestras risas como en todo el viaje. 









Nos fuimos muy pronto a la cama, aquella noche no hubo tiempo para cervezas o fiestas… al día siguiente madrugábamos mucho para por fin ¡irnos a bucear la Gran Barrera de Coral! 

Leer post anterior                                 Leer siguiente post

No hay comentarios:

Publicar un comentario