Páginas vistas en total

En este blog comparto en primera persona cómo fue mi salida de España, qué me llevó a ello y como conseguí llegar a mi primer destino: Las Islas Maldivas. Tras un par de años de idas y venidas, mil aventuras y muchos sentimientos encontrados, mudarme a Australia se convierte en mi siguiente meta. Mi historia de amor y la superación a mí misma me llevan a concluir una maravillosa etapa en Sydney, y tras pasar por Singapur y España comienzo una nueva vida en Shanghai, China.

Esta es mi historia, es mi propia experiencia, y viajar por todo el mundo se ha convertido en mi día a día. En este blog narro viajes, aventuras y los itinerarios que he seguido, siempre elaborados por mi misma. Espero que os guste mi aventura por el mundo... y recuerda: ¡que no te lo cuenten!

Adiós a Singapur, adiós a mi amor... ¡vuelta a España y conciertazo!

Estábamos acostumbrados a mantener una relación a distancia, pero la verdad es que cuanto más tiempo pasábamos juntos, más duro se hacía separarnos. 

Mike siempre me ha dicho que me iba para cumplir mis metas, para hacer realidad mis sueños y que eso, siempre sería para mejor. Hay que sacrificar mucho para llegar a conseguir lo que se quiere en la vida, y yo de nuevo me encontraba en ese punto... volviendo a sacrificar por una mejora en mi vida.

Antes de irme, como la Navidad se acercaba, hicimos nuestra particular celebración, aunque fuese fuera de fecha, os lo conté en este post, pero aún así se me partía el alma al dejar Mike sólo en Singapur, en navidades, en fin de año... cuando la mayoría de la gente se vuelve a sus países a pasar las fiestas con sus familias y amigos y se quedaba allí sin nadie.

Lo llegué a ver egoísta por mi parte, pero era casi año y medio lo que yo llevaba sin pisar España y eran más de 4 navidades las que no pasaba con los míos. Lo decidí en su día y ya era tarde para echarme atrás... así que me fui. 


Habían -11 grados en Moscú, donde hice parada en mi camino a España. El frío viniendo del clima tropical de Singapur, aún se resentía más en mis huesos. La nieve, los gorros de pelo, los abrigos, las botas altas, las mantas... 
¡quería detenerme más tiempo en Rusia! 

Planeé mi viaje para que a las pocas horas de mi llegada a Madrid, me diese tiempo de estar como una de las más fieles fans, en el concierto de "El Barrio". 

Se que puede sonar choni, cutre, fuera de cualquier nuevo estilo musical... yo ADORO a ese cantante. Me parece un artista de los pies a la cabeza, y ha sido el único capaz de crearme una via de escape lo suficientemente fuerte, como para darme una bocanada de aire fresco en mis peores momentos. 

Reconozco que a veces escuchando algunas de sus canciones, me ha animado tanto el alma por aquel entonces rota, que he llegado a pensar que podía estar loca. ¿Cómo puede ser que una simple canción o escuchar la voz de alguien que ni siquiera ha tenido un papel pequeño en tu vida, sea capaz de lograr tal efecto? En mi caso, se trata de una realidad.

Así que allí que me fui, invité a mi queridísima amiga Rosa al concierto y una vez allí quedamos con mi otra queridísima amiga Lydia y su hermana. Recién llegada del otro lado del globo, y como si el tiempo no hubiese pasado... allí estábamos las 4 chicas, dispuestas a disfrutar como enanas del último concierto de temporada de este gran artista: EL BARRIO, en el palacio de deportes de Madrid.

Y ¡vaya si disfrutamos! Tengo que reconocer que ya no me sabía todas sus canciones como solía pasar, pero las más antiguas aún las tenía en mi retina. Saltamos, bailamos, cantamos, brincamos y lo vivimos al máximo. 

Jose Luis (El Barrio) sacó una bandera de Andalucía, como acostumbra en sus conciertos, y cantó la canción por excelencia de los andaluces, donde dedica un poquito a cada hermoso rincón de nuestra tierra y le aporta esa picardía y descaro que últimamente le brota por los poros... Momentazo.



Y así nos despedimos... cena de tapeo y a dormir con una sonrisa de oreja a oreja... 

¡¡¡¡BIENVENIDA A ESPAÑA!!!! 



Leer post anterior                                     Leer siguiente post


No hay comentarios:

Publicar un comentario